Habitación 508

___all_alone____by_pure_poison89-d61lflb

Puedes encontrar esta imagen en DeviantArt

La calle estaba teñida de gris. La lluvia repiqueteaba en la ventana e inundaba el vidrio formando pequeñas cascadas que transformaban los edificios lejanos en estructuras informes y oscilantes.

Me consolaba. Ver caer la lluvia, presentir el frío del exterior mientras me encontraba a salvo y en una habitación caliente. Sentía como si me hubiese sumergido en mi propia mente, un lugar seguro, al margen de la realidad, al margen del dolor físico.

Me gustaba este hotel. De vez en cuando regresaba, y siempre cogía la misma habitación. Las ventanas estaban orientadas a la plaza del ayuntamiento, y se veía con total claridad el reloj circular que presidía el edificio. Podía ver  a la gente caminar por las calles e imaginaba a dónde se dirigían. Para mí eso era un juego divertido. Imaginar sus vidas. Desde el ama de casa que por fin puso fin a su matrimonio y se fugaba con su amante hasta el banquero asalariado que malversaba dinero y estaba siendo vigilado por la policía. Todos ellos tenían una historia interesante y, en ocasiones, las historias se entrecruzaban.

Las paredes de mi habitación eran granates, como la sangre. Habían hecho reformas en todo el hotel para hacerlo más atractivo al público actual, pero yo pedí expresamente que conservasen mi habitación tal y como estaba. Supongo que a la dirección del hotel le pareció una buena inversión, dado que acudía allí una o dos veces al mes, y nunca tenían la suerte de llenar todo el hotel. Además, ésta era una de las habitaciones menos solicitadas, pues la mayoría de ellas tenían vistas a las montañas. De modo que mi habitación siempre estaba igual. Los mismos cuadros abstractos colgados de las paredes, el mismo escritorio de madera maltratada. La misma colcha sobre la cama, de color blanco.

Se podría decir que era mi segundo hogar. Un lugar que me llenaba de calma y me reconfortaba, en el que me sentía completamente libre y era capaz de pensar con claridad. Mi pequeño espacio de serenidad en un mundo sumido en el ruido.

Había estado pensando en esto las últimas semanas. No quería sufrir más. Sentía que estaba al límite de mi resistencia emocional, que ya no podría soportar mucho más el peso de las responsabilidades y la vida matrimonial. No me sentía a salvo en casa con mi marido. Cada rincón de aquel lugar me hacía recordar momentos dolorosos. Las disputas, el alcohol, los gritos. Aún ardía en mi piel aquel corte, el rasgón del cuchillo sobre la carne. Al pensar en ello el eco de los gritos regresaba a mi mente y las lágrimas nublaban mi vista.

No, no podía regresar allí. Nunca más.

A lo lejos, una sirena de la policía llamó mi atención. Observé desde la ventana al coche aparcando bajo el edificio, y dos policías se bajaron de su interior con demasiada prisa.

“Son el agente Coldwater y el agente Smith. Acaban de recibir un chivatazo de una gran organización que distribuye drogas y armas en la ciudad”, pensé. “El agente Smith entra primero, pues lleva muchos más años de servicio, y además tiene un alto interés por la justicia y el bien. Sin embargo, el agente Coldwater tan sólo busca la fama que esta detención pueda darle, y ansía con toda su alma ascender de categoría para impresionar a la peluquera que lleva dándole largas dos meses”.

De pronto un golpe seco me saca de mi ensoñación y me giro bruscamente hacia la puerta. Ahí están, el agente Coldwater y el agente Smith, entrando por la puerta con las armas en alto. Me están apuntando a mí. Alzo las manos lentamente mientras ellos irrumpen en mi pequeño mundo y me acorralan.

-Sarah Thomson, queda arrestada por el asesinato de su marido Jerry Thomson.

Anuncios

Acerca de Hellen Cauldron

Escritora y diseñadora gráfica, me encantan las novelas de fantasía, la música y la pintura
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Habitación 508

  1. Nicholas Avedon dijo:

    Bonito final 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s