La puerta

the_hidden_door_by_rogierb-d88b9ps

Puedes encontrar esta imagen en DeviantArt-rogierb

Recuerdo aquella puerta. De madera fina, tallada de motivos y con el pomo dorado.

Recuerdo la primera vez que vi aquella puerta. Estaba en el bosque, sola. Pero no estaba perdida. Allí, en mitad de la nada y custodiada por inmensos abedules la encontré, bañada por finos rayos de sol.

Recuerdo la primera vez que abrí aquella puerta. Sentía mi mano temblar al sostener el pomo entre los dedos con cierta desconfianza. No sabía a dónde me llevaría, ni tampoco si regresaría alguna vez. Pero allí estaba la puerta, esperando a que alguien la encontrase y cruzase a su interior. ¿No era yo quien la había encontrado? ¿No me correspondía a mí? Con un nudo en la garganta giré el pomo resplandeciente.

Recuerdo la primera vez que crucé aquella puerta. De su interior brotaba la luz más pura que jamás había contemplado, repleta de la calidez de la esperanza. Una vez abierta, ya no tuve elección. Un paso tras otro dejé atrás el sendero y me adentré en la luz. Era tan brillante que pasó mucho tiempo hasta que me acostumbré a su esplendor. Al principio, dudé. Me adentré con pasos indecisos en su interior, perpleja ante tanta claridad, comprendiendo que había estado viviendo en las tinieblas durante toda mi vida. Y sentí miedo. Miedo a ser expulsada de aquel lugar.

Recuerdo el tiempo que permanecí al otro lado de aquella puerta. Cuanto más tiempo pasaba allí, más deseaba quedarme para siempre. Me acostumbré al fulgor que desprendía y comencé a apreciar los verdes prados salpicados de flores, y los riachuelos que fluían claros como el cristal. El sonido de los pájaros era la dulce música que sonaba en cada uno de los rincones de aquel hermoso paraje. Me contagié de aquel lugar, olvidé de dónde había venido, hacia dónde me dirigía, y me entregué en cuerpo y alma a aquella promesa tras la puerta.

Recuerdo el momento en que las tinieblas comenzaron a asolar el paraíso tras aquella puerta. Cada día que pasaba todo parecía más gris, menos brillante. Al principio apenas lo percibí, pero un día las nubes colapsaron la bóveda celeste y el sol no volvió a salir. El brillo del lugar se desvanecía como si se agotaran sus recursos. El frío llegó, las plantas se secaron y murieron, los cánticos de las aves dejaron de ser entonadas y todo se sumió en el más solitario de los silencios. Conmovida al ver toda aquella belleza debilitarse, me adentré más en el paisaje marchito, intentando hallar una explicación.

Recuerdo el día que todo ardió tras aquella puerta. Me encontré totalmente perdida en bosques sin salida, caminando entre zarzas y enredaderas. La oscuridad parecía acrecentarse. Cuanto más avanzaba, más me perdía. Y de pronto el cielo se tiñó de rojo. Las llamas crecieron raudas a mi alrededor confundiendo mi huida. Corrí, corrí sin descanso de vuelta a la puerta que me trajo a este lugar y cuanto más corría, más fuego había.

Recuerdo…

Recuerdo el silencio. El eco de los sonidos que ya no se pronunciaron. La visión de aquella puerta carcomida, negra. A penas podía creer que lo que antaño fuese un verde paraíso de esperanza se hubiese transformado en un abismo negro que había sido abandonado por la vida. Las lágrimas corrieron por mi rostro por mi impotencia hacia aquel mal. Y comprendí que ya no quedaba nada más ahí para mí.

Recuerdo cuando regresé atravesando aquella puerta. Mi mundo permanecía del mismo modo en que lo dejé. Pero ahora estaba perdida.

Anuncios

Acerca de Hellen Cauldron

Escritora y diseñadora gráfica, me encantan las novelas de fantasía, la música y la pintura
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s